El SLS, Sodium Laureth Sulfate, o Sulfato Laurilo de Sodio, es un agente espumante ampliamente utilizado en productos de limpieza e higiene. La razón de su uso es simple: es un detergente y desengrasante industrial altamente efectivo. Genera una espuma abundante, aunque no es sinónimo de limpieza ni de seguridad. Es barato, pero el costo para el organismo humano es bastante alto.

Las pastas dentales tradicionales contienen SLS y otros detergentes tóxicos, responsables de irritación.

Según un estudio realizado en el Departamento de Cirugía Oral y Medicina Oral en Oslo, Noruega, las personas que usaron una pasta de dientes que contenía SLS sufrieron más úlceras bucales, más conocidas como aftas, que aquellos que usaron una pasta de dientes libre de SLS.

Esta poderosa información llegó a manos de Claudia Godoy, fundadora y CEO de Biorigen, hace más de una década, en su búsqueda por productos de higiene bucal que combatieran las numerosas aftas que aparecían en la boca de su hijo pequeño. “Encontré diversos estudios que hablaban de los efectos del SLS, entre ellos la generación de úlceras bucales. Así que comencé a buscar alternativas, pero incluso las marcas y dentífricos más naturales contaban con SLS entre sus ingredientes», sostuvo Claudia.

«Ese fue el impulso para iniciar con la creación de una pasta dental propia, que no fuera nociva para la salud”.

Claudia Godoy, CEO de Biorigen.

Úlceras bucales y otros efectos

Un estudio de 2008 realizado en la Universidad Central de Venezuela, explica que el SLS aumenta la recurrencia de las aftas bucales, ya que estaría relacionado con la desestabilización de las membranas celulares por el sulfato y su capacidad desnaturalizante, lo que aumentaría la permeabilidad de la mucosa bucal, causando una descamación de los tejidos blandos bucales.

Otros estudios advierten de los peligros de este ingrediente para la piel, ya que elimina los lípidos naturales de este órgano, es causante de irritación e incluso, sus pequeñas moléculas tendrían gran facilidad para llegar al torrente sanguíneo. Se han detectado también efectos en los ojos, con problemas en el desarrollo ocular en niños y cataratas en adultos.

Nuestra boca: puerta de entrada a todo el organismo

En Chile, las pastas dentales son consideradas productos cosméticos de alto riesgo. La razón es que tienen vía directa hacia el resto del organismo a través de la boca. En muchos casos, productos como los dentífricos pueden llegar a tragarse, implicando riesgos para la salud. No así, en el caso de Biorigen.

“Nuestra boca es la vía de acceso a todo el organismo. Por eso, creamos una pasta dental libre de SLS, ingrediente con efectos irritantes que están demostrados, causando aftas en la boca y perjudicando otros órganos y tejidos”, reiteró Claudia Godoy.

“Creemos que, por el bienestar de nuestro organismo, y también de otras especies y del planeta, debemos avanzar hacia una higiene libre de sulfatos, prefiriendo productos que no contengan SLS, ni ninguno de sus derivados», agregó Claudia.

«Algo tan cotidiano, como nuestra higiene debe ser absolutamente segura, y no ir en desmedro de nuestra salud ni del medioambiente. Incluso hay productos con enfoque sustentable y libre de contaminación que poseen SLS, por lo que debemos permanecer alertas”.

Claudia Godoy, CEO de Biorigen.

Este tipo de detergentes tóxicos están presentes en numerosos productos de higiene personal y limpieza, generando la copiosa espuma que muchos de estos productos poseen, pero que no simbolizan mayor limpieza. Pueden encontrarse como Sodium Lauryl Sulfate (SLS), Sodium Coco Sulfate y Sodium Laureth Sulfate (SLES).