Biorigen logró el certificado de Biodegradabilidad, el que se suma a las certificaciones como producto vegano y cruelty free.

Comencemos explicando qué significa que un producto sea Biodegradable: Biodegradable es aquel producto o sustancia que puede descomponerse en sus elementos químicos que lo conforman, debido a la acción de agentes biológicos como plantas, animales, microorganismos y hongos, bajo condiciones ambientales naturales.

Así lo explicó claramente la Universidad de Playa Ancha en el certificado de Biodegradabilidad que nos hizo llegar a mediados de octubre, donde se garantiza que nuestra Pasta dental Biorigen es “biodegradable antes de los 28 días de acuerdo a la metodología OECD 301D”.

Fue un sueño cumplido para nosotras, ya que desde la creación de Biorigen, con una fórmula completamente natural, anhelábamos poder asegurar que era absolutamente segura para el organismo y el medioambiente. Pero, ¿por qué es tan importante pensar y buscar fórmulas biodegradables en los productos de higiene que usamos cotidianamente?

Certificado de Biodegradabilidad emitido por la Universidad de Playa Ancha.

Una de las principales razones, es que los productos biodegradables no generan daños en el medioambiente. Al descomponerse en un corto plazo, no contaminan el suelo ni las aguas, desaparecen rápidamente y no dejan residuos tóxicos.

Debemos considerar que los productos que no son biodegradables provocan un deterioro en el entorno más inmediato donde son desechados. Su impacto es negativo debido al tiempo que tardan en descomponerse y porque en ese largo camino generan contaminación constante, pudiendo alterar ecosistemas enteros, ya sea en medios acuáticos, aire o tierra,  y afectando las formas de vida que allí habitan, como flora y fauna.

Esto implica especialmente a los productos de higiene, ya que llegan directamente a los medios acuáticos desde nuestros desagües. Y el ejemplo más claro es el plástico – en forma de microplásticos – presente en  muchos productos cosméticos  y de higiene. Tarda hasta mil años en descomponerse, y mientras lo hace, contamina aguas y suelos. Además, son consumidos por gran cantidad de vida marina, llegando también a ser consumidos por el ser humano.

Otra de las ventajas de los productos biodegradables es que son menos alergénicos, debido a su formulación natural. Así mismo, suelen ser más saludables, por tanto, no generan daños y son seguros para el organismo. Esto cuenta especialmente en dentífricos, que son considerados productos cosméticos de alto riesgo en la legislación chilena por su entrada directa al organismo a través de la boca. Y más aún cuando son usados por infantes, ya que suelen tragarse este tipo de productos.

Debemos considerar la biodegradabilidad como un valor relevante en los productos que consumimos. Necesitamos más productos cosméticos, de higiene y limpieza, que sean biodegradables, que no afecten nuestro organismo y que no dañen los ecosistemas. Y que podamos usar en nuestros baños, en la ducha y en la cocina de nuestras casas con toda seguridad.

Certificar nuestra fórmula como biodegradable fue un paso anhelado y necesario en el compromiso de Biorigen por una salud bucal natural, integral, y sin impacto medioambiental. Afortunadamente, muchas marcas chilenas también han avanzado en este compromiso, garantizando seguridad tanto para sus usuarios como para el planeta en que vivimos, y entregando opciones amigables con el medioambiente para acciones tan cotidianas como el aseo. Es maravilloso ser parte de este crecimiento.

La pregunta es: ¿Te comprometes también?

Claudia Godoy Lira
CEO y fundadora de Biorigen

Deja un comentario