El pasado miércoles 26 de mayo, nuestra marca Biorigen anunció su certificación Cruelty Free de la mano de Te Protejo. De este modo, Biorigen cumplió su compromiso en salud bucal sustentable y consciente, creando una pasta dental sin testeo animal y libre de plástico.

La marca Biorigen alcanzó uno de sus sueños: Contar con la Certificación Cruelty Free junto a Te Protejo, organización sin fines de lucro que promueve el uso de productos de cuidado personal y aseo no testeados en animales, siendo la única organización en Latinoamérica dedicada a esta importante labor.

La pasta dental Biorigen fue concebida desde el inicio como un producto de higiene bucal totalmente natural, libre de plástico y de tóxicos, pensando en promover una salud bucal sustentable y en sintonía con el cuidado del planeta. Considerando estos principios, también desde el inicio se formuló el dentífrico sin testeo animal y vegano. «Esta certificación Cruelty free la buscamos por mucho tiempo, ya que no bastaba con haberlo incorporado en nuestros principios, ni con impulsar un producto sin ingredientes de origen animal y con una elaboración cruelty free. Para nosotros era también muy importante brindar seguridad sobre esto a quienes nos prefieren; y poder demostrar con certeza, bajo la seria certificación de Te Protejo, que nuestra pasta dental es creada en Chile sin crueldad animal», sostuvo al respecto Claudia Godoy, CEO de Biorigen.

«Estamos convencidos que los productos de higiene bucal e higiene general, tan necesarios y cotidianos, no deberían contaminar ni tampoco incluir la crueldad animal como parte de su fabricación«.

Claudia Godoy, CEO de Biorigen.

Pero, ¿por qué hoy es tan importante contar con esta certificación y consumir productos cruelty free? Te damos un par de razones poderosas.

La experimentación en animales alcanza cifras abismantes en el mundo:

Según información de PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), cada año más de 100 millones de animales, incluyendo ratones, ranas, perros, conejos, monos, peces y pájaros, son asesinados en laboratorios de EE.UU. con el objetivo de testear diversos productos cosméticos y de higiene. A nivel mundial, el testeo en animales está prohibido solo en 40 naciones.

Son dos pruebas principales que se realizan. Una es el test de Draize consiste en aplicar sustancias en los ojos de conejos durante 7 días quedando muchos de ellos ciegos y al final del estudio todos son sacrificados. La segunda es la Dosis Letal 50, que implica exponer a los animales a distintos componentes con el fin de saber qué cantidad podría consumir un humano, estudio que finaliza cuando el 50% de estas especies mueren.

La principal industria que incorpora testeo animal es la cosmética:

A nivel mundial, mueren aproximadamente 500 mil animales en laboratorios de esta área. Las pastas dentales, según la legislación chilena, son considerados cosméticos de alto riesgo, ya que entran en contacto directo con el organismo a través de la boca, y las marcas más conocidas que se comercializan en farmacias y supermercados son testeadas en animales.

Grandes naciones latinoamericanas realizan testeo animal:

En Latinoamérica, Brasil, México y Argentina son los paises que lideran la lista de experimentación de animales, en las que 5 millones son víctimas de estas prácticas. En cuanto a Chile, según información de IDMA, existe la Ley N°20.380 que busca proteger a los animales. Pero, hasta ahora no contempla instituciones privadas ni relacionadas a la costmética, donde además el Reglamento del Sistema Nacional de Control de Cosméticos no exige pruebas ni las condena, lo que permite continuar con las experimentaciones. Uno de los avances es que en 2017 se interpuso la campaña Cruelty Free y el 2020 se propuso un proyecto de ley en el Congreso para prohibir las pruebas animales en cosméticos, productos de limpieza del hogar e higiene personal.

«Save Ralph» es un cortometraje que cuenta la historia de un conejo de experimentación.

Este año, la campaña de Human Society Internacional (HSI), «Save Ralph» logró impactar a gran cantidad de personas, motivándolas a abandonar el consumo de productos testeados en animales y a buscar aquellos con certificación cruelty free, al mismo tiempo que presionaba a grandes empresas para abandonar el testeo en animales en sus productos. En el caso de Biorigen, las consultas sobre la certificación Cruelty Free aumentaron notablemente.

Si quieres saber más sobre la certificación Cruelty Free de Biorigen, puedes revisar esta nota de la ONG Te Protejo. Allí también podrás encontrar un listado de marcas y productos no testeados en animales que se comercializan en Chile, para avanzar hacia un consumo e higiene más consciente y amigable con el planeta y sus diversas especies.

Deja un comentario