El dentista y emprendedor Mario Viveros, entregó los mejores 8 consejos para ocuparnos de la salud bucal de niños y niñas, desde que asoman sus primeros dientes hasta formar el hábito total de cepillado e higiene bucal, con un impacto a largo plazo en su bienestar.

¿Cuáles son estas claves? Lo principal es una correcta técnica de cepillado y además, predicar con el ejemplo. El juego y la diversión también son importantes. A continuación todos los consejos para formar personas con la mejor salud bucal.

1.Desde el primer diente

La higiene dental en niños inicia desde la aparición de los primeros dientes. Antes que erupcione el primero, se debe limpiar con gasa el reborde de la encía.

2.¡Cuidado con el cepillo que usan!

El primer cepillo de dientes de un niño o niña debe tener cabeza pequeña, mango recto, cerdas suaves y al mismo nivel. También debe usarse pasta dental adecuada para niños/as. Nuestra pasta dental Biorigen puede ser utilizada desde los 2 años de edad sin riesgos

3. Observar el desarrollo de los dientes

Se debe poner atención a elementos como retrasos en el crecimiento o cambios en la coloración de los dientes. Es importante consultar con el dentista para saber si los dientes están erupcionando de forma correcta.

4. Alimentación e higiene cuidadosas

La higiene dental en niños y niñas debe ser minuciosa y después de cada comida. También se debe regular la ingesta de carbohidratos fermentables, tanto en cantidad como en frecuencia, además de promover el consumo de alimentos ricos en calcio y el consumo abundante de agua.

Es deber de los adultos, ya sea padres, madres o tutores, supervisar el cepillado dental y formar el hábito con el ejemplo.

5. Supervisar el todo momento

De los padres, madres o tutores depende el resultado de la higiene dental de niños y niñas. Por eso es importante su acompañamiento y supervisión, que debe realizarse hasta los 8 o 10 años, dependiendo de la motricidad del niño o niña, o hasta que haya aprendido correctamente a cepillar sus dientes.

6. ¡El cepillado puede ser divertido!

Para niños y niñas, es recomendable usar la técnica Fones de cepillado, donde el niño/a debe juntar los dientes y realizar movimientos circulares con el cepillo abarcando los bordes de las encías y todas las piezas dentarias.
Luego, con la boca abierta se deben realizar movimientos circulares más pequeños por las caras internas de las muelas. Para limpiar las caras internas de los dientes anteriores, se debe poner el cepillo vertical con la cabeza hacia arriba para limpiar los dientes de arriba y la cabeza hacia abajo para limpiar los de abajo. (Información obtenida desde el sitio web del Ministerio de Salud).
Pero no basta solo con el cepillado. El dentista Mario Viveros recomendó que imaginar un tren mientras el niño/a se cepilla, que recorre toda la boca. Pueden hacer el sonido del tren mientras se cepillan. ¡Chu-Chu!
En el caso de que los padres o madres cepillen los dientes del niño, se recomienda la técnica de barrido clásica.

7. El cepillado es un hábito familiar

Una forma de motivar a los niños y niñas a cepillar sus dientes y formar el hábito, es realizar la rutina en familia. El ejemplo es la mejor forma de enseñar.
También se puede usar una canción que dure de 3 a 4 minutos y que les anime en el proceso de higiene.

8. Higiene bucal que impacta a largo plazo

Un niño o niña con problemas dentales puede tener múltiples problemas tanto funcionales como de autoestima.
Por esta razón es vital cuidar la salud oral de niños y niñas, para que en el futuro puedan disfrutar de una vida y salud plena.

Deja un comentario